SULTÁN Y UNAS COORDENADAS – C1

Hace seis años se produjo uno de los fenómenos más surrealistas que he vivido a lo largo de mi medio siglo de edad. Estando en la cocina preparando el almuerzo para mi amigo y tocayo Javier, mi perro Sultán comenzó a ladrar de una forma extraña como si en ese ladrido hubiera un sollozo de fondo que me resultó un tanto extraño. Me asomé al salón y al mirar por el ventanal que daba al jardín, había una paloma blanca posada en el pozo pero no llegué a ver nada fuera de lo normal.

Al ver la insistencia del ladrido de Sultán, decidí salir fuera e intentar asustar a la paloma. Cada vez que agitaba mis manos, la paloma emprendía un pequeño vuelo alrededor de la casa pero volvía al mismo lugar y Sultán volvía a realizar el mismo tipo de ladrido. Parecía como si le estuvieran usurpando su propio territorio.

Repetí la acción una y otra vez, hasta que en uno de los vuelos de la paloma, vi como de su cuerpo caía un papel diminuto y mi perro se acercó y lo trajo en su boca con muchísimo cuidado de no borrar el mensaje que había escrito en el.

¡Eran unas coordenadas! Entré corriendo a mi despacho, puse las coordenadas en internet, y me mandaba a un pueblo de Ciudad Real que jamás había oído hablar de él. Ante la duda, preparé mi equipaje y comenzamos el viaje Sultán y yo. Al llegar a las coordenadas exactas, nos situamos a las afueras de un pueblo en el que no había nada ni nadie en un radio de dos kilómetros, era un pueblo abandonado en el que apenas había diez viviendas.

Comenzamos a preguntar casa por casa y a día de hoy, vivo en este maravilloso pueblo de apenas una treintena de habitantes con mi esposa manchega Lucía, mis hijos y Sultán.

C1 READING COMPREHENSION QUIZ: SULTÁN Y UNAS COORDENADAS

At the end of the quiz complete the form with your email address and you will receive FREE SPANISH LESSONS IN YOUR INBOX!