Cuando se piensa en la marca de un país, ¿De qué estamos hablando?

¿Se trata de una cuestión de imagen o de una identidad que se puede plasmar gráficamente? Desde hace mucho tiempo, se oye en diferentes medios de comunicación la expresión «marca España».

¿Qué  significa realmente la “marca España”? 

«La marca España está formada por un cúmulo de percepciones que tienen nuestras audiencias nacionales e internacionales.
Nuestra historia, nuestra cultura, nuestros éxitos y nuestros fracasos, nuestros representantes en todas las áreas, disciplinas y niveles…

Todo junto conforma la identidad de nuestra marca y nos representa», comenta Luz Erhardt directora de servicio al cliente de Saffron Brand Consultants.                            Se nos antoja que esta es la mejor definición de lo que debe ser la «marca España».

Pero, ¿Cómo se puede traducir la «marca España» desde un punto de vista lingüístico?

¿Qué relación tiene la marca España con la lengua española?

Actualmente, existen más de 500 millones de personas en el mundo que hablan español.

Puede considerarse la segunda lengua del mundo, tanto en términos de cantidad de hablantes como en cantidad de países en los cuales predomina como idioma, oficial ó cooficial.

Podemos decir que nuestra lengua “goza de una muy buena salud”.

Según predicen los expertos para el año 2050 habrá más de 530 millones de hispanohablantes en el mundo.

Su creciente importancia ha aumentado considerablemente su demanda de aprendizaje como lengua extranjera en todo el mundo. Por todo ello el aprendizaje del español se ha convertido en imprescindible en el mundo globalizado en el que vivimos. No sólo es la llave que nos permite acceder a la importantísima cultura hispana y  disfrutar de las obras pilares de la literatura española, del arte  y del cine, sino que puede ser muy útil a nivel profesional.

Aprender español te permitirá abrirte numerosas puertas y posibilidades de éxito en tu vida laboral y profesional.

¿Y por qué no tomar la estela de la «nueva tendencia española»?

Aquí en el Málaga tendrás la oportunidad de aprender el idioma in situ y experimentar una experiencia completa de 360 grados.

Estudiar una lengua en el país de origen es la forma más rápida, fácil y efectiva de aprender un idioma. Además de asistir a clases en la escuela, a la hora de aprender un idioma estar en contacto con su misma cultura y lengua es muy productivo. Escuchar la lengua en tu día a día y tener que comunicarte utilizándola en tu ambiente cotidiano hace que tu aprendizaje se multiplique.

También elegir Málaga como destino para una experiencia de este tipo será siempre una opción acertada para el turista idiomático, gracias al ritmo vibrante y cosmopolita de la ciudad, la excelente combinación de estudio y diversión, ocio y sol, hacen de la capital de la Costa del Sol.

Pero… ¿A qué nos referimos cuando hablamos de “turista o turismo idiomático”?

El turismo idiomático es una modalidad de turismo cultural que tiene como atractivo y motivación el aprendizaje o perfeccionamiento de un idioma distinto al nativo en otro país.

Esto se ha hecho fuerte en la Costa del Sol: Málaga se ha consolidado como un destino para el turismo lingüístico y sigue siendo uno de los destinos más elegidos y apreciados por los jóvenes.
El dato más relevante que muestra cómo Málaga es cada vez más popular por cualquiera que quiera vivir una experiencia lingüística en España, se obtiene comparando el año anterior con el 2012,  con el que hay un aumento del 30,45%  de estudiantes que eligen estudiar español en la ciudad. Nuestra hermosa ciudad recibió un total de 16.692 estudiantes de español en 2017  y aumentó a 19458 en 2018, la mayoría de ellos procedentes de Alemania, Italia, Dinamarca y Polonia.
Estos datos están predestinados a aumentar aún más en los próximos años.

¿Te imaginas por qué?

Lo viajeros que visitan Málaga para aprender español han expresado un elevado grado de satisfacción sobre la experiencia general de su aventura idiomática: desde su llegada a Málaga, pasando por las clases, la cultura de la ciudad y los alojamientos, hasta su vuelta a su país de origen.

Los estudiantes de español que visitan Málaga se han convertido en unos excelentes embajadores de la marca España, ya que recomiendan la experiencia a a sus amigos y familiares.

¡Únete a AIL Málaga y conviértete en un embajador de la marca España en el mundo!