Si estás leyendo est articulo, seguro que estás interesado en aprender español y ya estás siguiendo nuestros consejos sobre cómo aprender español rápidamente. Trabajas duro, tu vocabulario en español sigue creciendo día a día, escuchas podcasts en español, miras películas y series televisión en español, lees periódicos en español e incluso tienes el libro “El amor en los tiempos del cólera” de Gabriel García Márquez en tu mesita de noche. Todo parece ir bastante bien. En resumen, estás haciendo todo lo posible para aprender a hablar español.

Y entonces alguien te hace una pregunta en español…
sudor por hablar espanol en voz alta
Tu mente se queda en blanco, sientes como el sudor cae por tu frente, tu cerebro se bloquea y entras en pánico… y cuanto más intentas encontrar la respuesta, más bloqueado te quedas. ¡Qué frustración!

Siempre me han dicho que era importante que «me sumerja en el idioma»… «¡Sólo habla!», «olvídate de tus miedos», «¡no hay nada que temer!». No importa cuántas veces escuchara estos consejos, cada vez que intentaba hablar español en voz alta, una especie de parálisis inundaba mi mente. ¿Te ha pasado alguna vez?

No te preocupes si a ti también te pasa esto. Con el paso del tiempo, y con la ayuda de mis profesores, he aprendido a superar mis miedos y quiero compartir contigo algunos de los consejos que me han enseñado para hablar español fluidamente. En primer lugar, tienes que saber que no eres el único que tiene dificultad para hablar español fluidamente. Hablar es la parte más complicada de aprender idiomas, ¡Y esto es muy frustrante ya que hablar español es la forma más rápida de aprender español!

La cuestión es que no todos somos extrovertidos, y las personas introvertidas somos quizás el 50% de la población, ¿no crees? Inevitablemente las personas tímidas se estresan cuando tienen que hablar en español en voz alta.

pelea o huidaEntonces, ¿qué pasa en tu cerebro para causar este temor? Todos hemos oído hablar de la respuesta de “defensa o huída».  Esta reacción ayudó a nuestros primeros antepasados ​​a evitar ser devorados por tigres dientes de sable. Este fenómeno consiste en que la adrenalina recorre tu cuerpo, y te prepara para escapar rápidamente del peligro. Aunque ya no estamos amenazados de la misma manera que nuestros antepasados, el funcionamiento  del cerebro humano no ha cambiado ni un ápice desde ese momento. Hoy en día, las situaciones de miedo vienen en todo tipo de formas y situaciones, y hablar español en voz alta representará, para muchas personas como yo, una situación aterradora, ¡Un terror sin sentido! 🙂

Entonces, si eres una persona tímida como yo, estarás desesperado por saber si hay una solución. ¿Cómo puedo superar mi ansiedad? ¿Cómo puedo hablar español fluidamente?

Quizás lo más importante que aprendí para ayudarme a superar mi miedo fue aceptarlo. La ansiedad es parte de la condición humana. Todo el mundo lo tiene en mayor o menor medida. Acepta tu ansiedad, y estarás a medio camino de ganar la batalla de aprender a vivir con ella. La aceptación es quizás el paso más importante que di yo.

Consejos para hablar español fluidamente

A continuación se ofrecen otros consejos para hablar español fluidamente que te ayudarán enormemente a aprender a hablar español incluso si eres una persona tímida:

  • Lleva contigo un cuaderno en español en todo momento con algunas frases útiles. Además te recomiendo apuntar todas las palabras nuevas que escuches. Los beneficios de esto son dobles: en primer lugar, el proceso de escritura ayuda a memorizar palabras y frases, y en segundo lugar, tendrás un montón de notas útiles para consultar si te atascas cuando estás hablando.
  • ¡Imagina y practica situaciones que pueden ocurrir  en voz alta! Digamos, por ejemplo, que vas a uno de los cientos de maravillosos bares de tapas de Málaga. Antes de ir, ensaya cómo podría ser una conversación con el camarero. Este tiempo de ensayo es un tiempo bien empleado y aumentará tu confianza cuando llegue el momento de hablar de verdad.
  • Utiliza «muletillas», que son palabras de relleno. En inglés, siempre oirás a la gente ganar tiempo para hablar usando frases de relleno: ‘Umm’, ‘you know’, ‘it’s like’ etc… Cuanto mejor domines las muletillas, más tiempo ganarás para preparar la siguiente frase que vas a decir. Aquí hay algunos ejemplos: Pues/Bueno (well), A ver (let’s see), Así que (so), Es como (it’s like). Encuentro estas «pequeñas muletas» realmente útiles, ya que ayudan a que mi cerebro tenga tiempo para organizar mis frases.practica espanol con amigos
  • Grábate hablando en español. Es posible que te sientas inseguro con tu acento cuando estás aprendiendo español. Yo “odiaba” mi acento. Al grabarte a ti mismo hablando, ¡estarás hablando! Y podrás corregir tu acento en palabras que te parezcan difícil de pronunciar. ¡La confianza fluirá para ti como lo hizo para mí!
  • Practica con un amigo. Para muchas personas tímidas, puede ser muy estresante hablar español en voz alta en clase. Si esto te pasa a ti también, busca un compañero de conversación, alguien con quien te sientas cómodo, y hablar español tanto como sea posible.
  • Acepta que vas a cometer errores. Esto es realmente crucial para cualquier persona que se proponga aprender a hablar español. Aprende a aceptar tus errores, cuanto más hables, más errores cometerás. Esto es inevitable y es buenísimo, porque podrás aprender de ellos.

Tener dificultades para hablar español es algo muy común entre los estudiantes. Ahora ya conoces unos consejos que me sirvieron para mejorar mucho y perder mi timidez para hablar en español en voz alta. ¡Espero que estos trucos cambien tu vida como cambiaron la mía!