Conoce a los profesores 

Laura

Laura es una intrépida malagueña a la que siempre le han gustados los retos, los idiomas y conocer otras culturas.

Desde muy pequeña le gustaba hacerse preguntas sobre todo lo que rodeaba el mundo y por eso se licenció en Filosofía. Mientras estaba en la facultad, dio clases particulares a adolescentes y adultos. Disfrutaba muchísimo con sus estudiantes y por eso, tras graduarse, decidió especializarse en la docencia.

Después de terminar sus estudios, tuvo la oportunidad de colaborar con una asociación que se dedicaba a la enseñanza del español para personas migrantes de muchísimos países: Marruecos, Ucrania, Senegal, Rumanía, Polonia, Brasil, Rusia y muchos más. Gracias a esta enriquecedora experiencia, Laura puede presumir de saber muchas frases y palabras en más de 8 idiomas.

Hay veces que se confunde de idioma y se ríe ella sola a carcajadas. ¡Problemas de ser políglota!

Marina B

Marina es una persona alegre y entusiasta a la que le encanta compartir su tiempo libre con su familia y amigos.

Aunque nació en Córdoba, siempre ha veraneado en Málaga, por lo que tiene una bonita historia con esta ciudad y siempre le cuenta a sus estudiantes las anécdotas más divertidas que ha vivido aquí.

Desde siempre le ha gustado la literatura y las clases de gramática y sintaxis española y le encantaba salir a la pizarra a localizar el sujeto y el predicado de las oraciones. Por eso, siempre tuvo claro que quería estudiar Filologia Hispánica y tras graduarse y rememorar los buenos recuerdos que tenía de sus profesores, decidió hacer un posgrado para poder dar clase e inspirar a sus estudiantes como sus profes hicieron con ella.

Le encanta trabajar en nuestra escuela porque hay alumnos de muchas culturas y países, como dice Marina “¡Me encanta que mi clase parezca la ONU!”

Marina F

Marina es una persona divertida y con una energía imparable que transmite a cada persona que se cruza por su lado.

Desde muy pequeña mostró interés en los idiomas y decía muy convencida que iba a hablar todos los idiomas del mundo. Aunque todavía no ha conseguido la meta de su infancia, sí que puede presumir de hablar inglés a la perfección y haber trabajado en Reino Unido durante unos años como profesora de español.

Durante estos años se dio cuenta de que enseñar español era algo que le encantaba, se sentía con más fuerza y energía que nunca cuando impartía las clases y no podía parar de sonreír. Por eso, cuando regresó a España decidió continuar siendo profe de español e hizo match con nuestra escuela porque está tan loca por el español como nosotros.

Siempre dice entre risas que Reino Unido la marcó porque aprovecha cualquier rayito de sol para ir a la playa o al campo a hacer un buen picnic. Marina, estando en la Costa del Sol vas a irte de picnic casi cada día; si pones la comida ¡nosotros nos apuntamos!

María

María es una persona extrovertida y comunicativa, por lo que sus clases suelen ser divertidas e interactivas.

Siempre le ha apasionado la lengua española, sus orígenes, sus variantes y todo lo relacionado con este idioma. Esta fue su principal motivación para obtener la licenciatura en Filología Hispánica, que la sumergió aún más en el maravilloso mundo del español. 

¡Ahora se dedica a enseñar y ayudar al mayor número posible de estudiantes para que conozcan/descubran esta increíble lengua que tanto le gusta!

Desirée

A nuestra Desirée desde pequeñita le ha llamado la atención el mundo de la Lengua hasta que descubrió que quería ser profesora.

Es una apasionada del mundo del aprendizaje y la cultura, por eso pensó en dedicarse a ello. Sus clases son siempre un 50/50, es decir, los alumnos aprenden de ella como ella aprende de ellos. De esta manera, consiguen crear un ambiente en clase acogedor, y sobre todo, muy divertido.

Además del mundo de la enseñanza, le encanta viajar y leer, pues ¡no hay mejor manera de llevar la mente a otro lugar que con un buen libro!

Equipo de atención al estudiante 

Chris

Mi nombre es Chris y soy el director y fundador de AIL Málaga. Vengo de una pequeña ciudad cercana a Manchester, aunque tras más de 20 años en España, me siento más español que muchos. Cuando no estoy ocupado asegurándome de que todo en la escuela esté a la perfección, me gusta dedicar tiempo a mi familia (tengo dos hijos), disfrutar la comida india, jugar al póker y correr maratones. Si nos cruzamos por los pasillos de la escuela, no dudes en presentarte, ¡me encantará conocer tu historia!

Teresa

Teresa es una persona divertida y jovial que contagia su buen rollo allá por donde va.

Es una gran amante de la lectura: desde los clásicos hasta las novelas de misterio de Isabel Allende. De hecho, desde siempre ha tratado de inculcar este amor por la literatura a sus estudiantes. Fue profesora de instituto durante mucho tiempo y en cada curso les demostraba a sus estudiantes que La Celestina y La casa de Bernarda Alba eran obras que se podían aplicar a la actualidad y que tenían mucho “salseo”.

No se considera una profesora al uso y cree firmemente que cuando se enseña con dinamismo y de forma didáctica se llega más a los jóvenes. Esta idea, entre otras muchas, fueron la que le llevaron a ser coordinadora académica y directora.

Aunque hace tiempo que no da clase, Teresa recuerda muchas anécdotas de cuando era profe y cada día en AIL Málaga, al frente de la escuela, busca las mejores ideas para hacer que nuestros estudiantes aprendan español de una forma rápida, divertida y que recuerden su estancia en la escuela como la mejor experiencia de sus vidas.

Andrea

Hola, mi nombre es Andrea y soy la Directora Académica de AIL Málaga. A pesar de ser de Alicante, considero Málaga como mi segundo hogar.
Me encanta enseñar porque te da la oportunidad de viajar y aprender otros idiomas, para mí, trabajar con gente que comparte mi pasión es increíble. También me encanta el español.

Esta pasión por el español me llevó a obtener mi licenciatura en Filología Hispánica, y luego al descubrir el amor por la enseñanza, obtuve un máster en formación de profesores de Educación Secundaria Obligatoria, bachillerato, Formación profesional y enseñanza de idiomas y luego otro máster en Enseñanza del español como lengua extranjera.

Llevo ya desde el 2011 dando clases y enseñando este lenguaje tan bonito a muchísimos estudiantes y he tenido la suerte de conseguir a un grupo de personas aquí en Málaga, que comparten mis pasiones, objetivos y además tienen muy buen rollo.

Anna

Anna es la definición exacta de trotamundos. Por ello, desde siempre, tuvo claro que quería estudiar algo relacionado con el turismo y los idiomas. Desde que se graduó en lenguas para el turismo y comercio internacional, no ha parado de descubrir lugares únicos.

No le gusta visitar los sitios para “guiris” como ella dice, disfruta de perderse en la ciudad, mimetizarse entre la multitud y conocer de primera mano la cultura y las tradiciones de cada lugar que visita.

Le encantan los idiomas y disfruta mucho cuando logra comunicarse con las personas que conoce cuando viaja en su propio idioma. Por el momento domina inglés, italiano y español, aunque está perfeccionando su portugués y francés porque tiene pensado viajar por todo el mundo. Anna se siente imparable para conocer más lenguas y ser una políglota en toda regla. Está convencida de que en AIL Málaga va a lograrlo.

Gabriel

Gabriel es un italiano que cumple con muchos de los estereotipos: adora la pasta, el vino y la pizza e incluso tuvo una vespa en su juventud.

Sin embargo, admite que desde que llegó a Málaga y probó el espeto, las tortillitas de camarones y los pestiños tiene su corazón dividido. Además de ser un auténtico especialista en hacer pasta carbonara– ni se te ocurra decirle que la carbonara lleva nata y champiñones- le encanta dedicar su tiempo libre a viajar y aprender idiomas.

Habla más de cuatro idiomas y uno de sus sueños es visitar los lugares que se describen en las novelas clásicas que tanto le gustan. Además de todas estas aficiones, dedica su tiempo libre a colaborar con protectoras de animales como voluntario. ¡Le encantan los perritos!

Si vienes a Málaga y visitas la playa de la Malagueta, es muy probable que te encuentres con Gabriel jugando al vóley. Para él es la mejor forma de terminar el día y lo define como su “placer culpable”.